Main content

ÁFRICA NUEVAMENTE EXPUESTA POR EL COVID-19

 

Extrañamiento, indignación y condena ante inminente atropello masivo y sistemático de derechos humanos

<<Reconocimiento profundo a todas las personas que contribuyeron con su consejo y proporcionaron sus correcciones a este documento. Desde lo más profundo de mi corazón: ¡Muchas gracias!>>.

RESUMEN:

Ante la emergencia sanitaria que vive la humanidad por el SARS DE WUHAN[1], mejor conocido como el COVID-19, importa tener presente que las personas que viven en el continente africano no deben considerarse conejillos de Indias para probar o experimentar la efectividad de las nuevas vacunas contra el SARS DE WUHAN (en adelante Covid-19) o contra cualquier otra epidemia en el mundo. Hoy, sabemos que lograr una vacuna eficaz contra una epidemia (pandemia en este caso) puede implicar decenas de años de investigación y ensayos clínicos para dar con la medicina/vacuna correcta. De ahí el compromiso de alertar sobre los posibles escenarios de prevención y lucha contra el Covid-19 recurriendo al uso de remedios ancestrales en combinación con los medicamentos modernos para protegerse de esta pandemia. Nos enfrentamos a una situación en la que los errores cometidos en el pasado hacia el continente africano por medio de ensayos clínicos de vacunas para combatir epidemias (enfermedades altamente contagiosas), pueden repetirse. Existe un riesgo real muy alto (inminente) de contagio y prolongación de la presencia de la pandemia en el continente. Esta catástrofe humana puede contribuir a empobrecer aún más a las personas y los países del continente africano, es decir, un acto realmente cruel de una parte de la humanidad que se ha caracterizado por discriminar a grupos marginados y vulnerados. Es por eso que motivamos a las niñas, niños y adolescentes de África a continuar sus estudios , a prepararse y a sobresalir hasta volverse profesionales, para así poder intervenir y transformar las condiciones actuales de sus sociedades, y para humanizar a este mundo. Continuar leyendo...

[1] ¡Ojo! Extrañamos de entrada, que la Organización Mundial de la Salud (OMS) haya convenido que esta pandemia del SARS (Síndrome Respiratorio Agudo Grave) que se detectó por primera vez en una ciudad China llamada Wuhan (de ahí: SARS de Wuhan), se llame COVID-19 (Coronavirus desease 2019), cuando en el caso del virus del Ébola, se evoca el nombre del río Ébola (es un pequeño río a 250 km de la desembocadura con el río principal: Río Congo) cerca la aldea de Yambuku, que es el lugar donde por primera vez brotó esta letal fiebre hemorrágica viral en la República Democrática del Congo.

BAJAR PDF EN: FRANÇAIS ENGLISH ESPAÑOL